Bandejas para gatos


Los felinos son animales muy limpios por naturaleza que procuran no juntar el lugar donde comen con el que emplean para depositar sus desperdicios. Debes, por tanto, proporcionarles un espacio íntimo y cuidado en el que prime la comodidad y la higiene. Esto es: un arenero para gatos. Existen diferentes tipos de areneros para gatos que pueden variar en tamaño y forma. Por ello debes elegir según las necesidades de tu gato y tus propios gustos.

Bandeja sanitaria cerrada: Cuentan con un espacio amplio para que el felino se sienta a gusto a la hora de hacer sus necesidades. Son muy higiénicas, ya que cuentan con una pieza en la entrada que evita que salgan granos de arena fuera. Otra gran ventaja es que cuentan con un filtro para el mal olor, pero este punto positivo se podría convertir en una desventaja, ya que al no sentir el olor de las heces de tu animal, se podría pasar por alto la limpieza de la bandeja. No hay que olvidar que los gatos son muy sensibles por el olfato y una bandeja sucia no resulta nada agradable para ellos.

Bandeja sanitaria abierta: Estas bandejas también cuentan con un espacio amplio pero son menos higiénicas porque los granos de arena salen con mayor facilidad. Estas bandejas con una arena adecuada pueden ser muy útiles para su uso práctico y fácil de limpiar.

Bandeja sanitaria esquinera: Estas bandejas pueden ser cubiertas o descubiertas y son perfectas para casas más pequeñas por el espacio más reducido que ocupan.