Cómo elegir la cama ideal para tu perro

list En: Perros En:

Si observas a tu perro te darás cuenta de que pasa la mayor parte del día acostado, bien sea durmiendo o simplemente descansando. Además, si se trata de un cachorro, de un perro de raza grande o un abuelillo, incluso dormirá más de 16 horas al día.

¿No te parece que es mucho tiempo como para no elegir correctamente su lugar de descanso? La cama en la que duerma el perro es muy importante, no solo para su bienestar, sino para su comportamiento y para evitar complicaciones en su salud.

La oferta de camas para perro es muy variada: grandes, pequeñas, cunas para perro, con funda, ortopédicas, antialérgicas, modernas o de diseños innovadores, pero lo que verdaderamente importa es que sea la cama ideal para tu perro.

A continuación te explicamos qué debes tener en cuenta a la hora de elegir la cama para perro que mejor se adapte a tu mascota.

La importancia del descanso

Para un perro, al igual que para cualquier ser vivo, es vital tener un buen descanso. Su carácter y su estado de salud dependen en gran medida de la comodidad de un lugar donde dormir y descansar.

Sería ideal que tu perro tuviese dos espacios para el descanso. Esto permite a tu perro disponer de una cama donde dormir placenteramente por la noche y otra en la que dormir durante el día o simplemente estar tumbado. 

A la hora de elegir entre las múltiples opciones de camas para perros debes tener en cuenta el clima en el que vives y la época del año. La cama para perro que elijas debe contar con algún tipo de aislamiento tanto para el frío como para el calor.

Esta protección mantendrá la temperatura en unos límites adecuados aislando la cama de nuestra mascota de suelos fríos o calientes. No es lo mismo vivir en un clima frío y húmedo que en zonas de calor, tenlo muy en cuenta a la hora de tu elección.

No solo es importante el tipo de cama que elijas, sino el lugar donde decidas ubicarla. Este paso es sencillo. Si observas a tu perro verás en qué zonas le gusta tumbarse a dormir o a descansar. 

Los perros reconocen las zonas donde hay más frío o calor y evitan las corrientes de aire. Observa los lugares más frecuentes donde suele colocarse y coloca su cama en el lugar que él ha elegido.

A tu perro le gusta tu compañía, así que buscará una ubicación donde se sienta cómodo y pueda estar cerca de ti. Evita poner su cama en zonas de tránsito y de circulación de aire, como pasillos, cuartos de baño y puertas.

El tamaño SÍ importa

Si dudas sobre el tamaño ideal de la cama para tu mascota, sigue la norma: burro grande, ande o no ande. Es preferible un lugar de descanso en el que pueda estirarse y moverse a gusto que una cama para perros donde tenga que dormir encogido.

En el mercado hay un montón de modelos según el tipo de perro que tengas y podrás comprar una cama para perros grandes o una para perros pequeños. 

Para calcular cuánto espacio necesita tu perro para dormir cómodo solo tienes que medirlo mientras duerme y añadir unos centímetros a mayores para favorecer la comodidad de movimientos. 

Si tu perro duerme estirado, deberás medir la distancia entre el morro y la punta de la cola y comprar una cama para perros de amplitud suficiente y sin bordes que le hagan daño en las patas, como una colchoneta o una cama con bordes acolchados.

Si, por el contrario, duerme acurrucado, la medida abarca desde el cuello a la punta de la cola. Para estos perros lo ideal es una cama-cuna que les aporte seguridad y tenga márgenes rígidos sobre los que apoyar el peso corporal.

Y ¿qué pasa si tu perro duerme en posturas diferentes? Sencillamente, toma como referencia la medida en que se encuentre lo más estirado posible, de modo que la cama no se le quedará pequeña al cambiar de posición.

¡Recuerda! Una cama para perros demasiado justa causará malestar a tu mascota, mientras que una demasiado grande no cumplirá las condiciones de aporte de seguridad y calor que tu perro busca en su zona de descanso.

Cuestión de confort

Otro de los factores más importantes es la comodidad. Una de las mejores alternativas es una cama para perros de espuma viscoelástica, que además suelen tener fundas antibacterianas que ayudan a cuidar la salud de tu perro.

No olvides tener en cuenta la altura. Si tu mascota no tiene buena movilidad, es pequeño o especialmente miedoso no es conveniente una cama muy alta. Elije una colchoneta baja o una cama con una zona abierta que favorezca el acceso.

La importancia de la limpieza

Que la colchoneta o la funda de la cama sean lavables. Es recomendable que el material sea impermeable y su extracción para el lavado sea sencillo, ya que se manchará con frecuencia. 

Casos especiales: cachorros, ancianos y perros miedosos

La edad de tu mascota es importante para la elección de una cama para perros. Para perros pequeños y cachorros es preferible cuna para perros, que les permitirá sentirse seguros al disponer de bordes que les dan calor y sensación de protección.

Muchos dueños de mascotas deciden comprar una cama grande que sirva en el futuro para su perro y rellenarla de cojines o mantas mientras es cachorro, pero esta no es una opción muy recomendable, ya que el animal no se sentirá a gusto y protegido.

Algunos perros pequeños tienen tendencia a pasar frió o son particularmente miedosos y necesitan un sitio donde sentirse cobijados, especialmente cuando duermen. 

Hay camas en forma de caseta, acolchadas, que aíslan las posibles corrientes de aire. Incorporándoles un colchón adecuado tu mascota podrá entrar siempre que quiera y sentirse calentito y protegido.

Cada perro es diferente y los hay a los que les gusta taparse mientras descansan. La opción más sencilla es taparlo con una manta pero si quieres algo más exclusivo tienes camas con sistema de tapado incorporado de todos los tamaños.

Algunos perros, en especial los perros ancianos, pueden desarrollar problemas de huesos o articulaciones. En estos casos de edad avanzada, enfermedad o razas grandes tendentes a problemas lo mejor es un colchón de espuma ortopédica.

Las camas viscoelásticas están indicadas para problemas articulares como artrosis, displasia o dolores de espalda, ya que su composición permite que el colchón se ajuste a la forma, peso y tamaño del animal, manteniendo una postura equilibrada.

Este tipo de camas para perros aportan al animal una mejor calidad de vida y le permite descansar y recuperarse de sus molestias, lo que supondrá una merma en sus dolores y en la necesidad de recurrir a farmacología para aliviar sus molestias.

Elegir una cama para perros que se adapte a nuestra mascota no solo es importante para su salud, sino que le permitirá disponer de un sitio tranquilo sin ser molestado en el que puede jugar o descansar a su antojo.

Además, su lugar de descanso permite separar espacios. Nuestro perro dispondrá de su propio espacio y no invadirá los nuestros. Una cama para perros permite al can sentirse protegido y seguro, aportándole el bienestar que necesita.

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña