Chichilla, curiosidades y cuidados. Guía completa

¿Estás considerando adoptar una mascota diferente? Seguro que has escuchado hablar de la chinchilla. Este animalito está ganando popularidad últimamente como animal de compañía, pues cumple sobradamente los requisitos para ser la mascota ideal.

Para empezar son tiernas y peludas. ¿A quién no le gustaría una mascota así? Resulta que las chinchillas son roedores pertenecientes al género denominado de la misma manera que agrupa una variante salvaje y una doméstica. ¡Están emparentados con los Conejillos de Indias! Vaya, que son familia bastante directa, al parecer.

La versión doméstica de la chinchilla ha tenido una adaptación más que exitosa a la vida como mascota y ahora muchas familias se animan a tener este curioso animal exótico como un miembro más del clan.

Pese a su reciente popularidad, no son mascotas muy comunes, así que conviene empaparse de ciertos conocimientos para poder cuidarlas adecuadamente.

¿Quieres saberlo todo sobre este singular roedor? En MisMascotas hemos hecho una recopilación de información con todo lo que necesitas saber sobre las chinchillas como mascota. 

Características de las chinchillas

La chinchilla es un animal perteneciente al género de los roedores histricomorfos, como las cobayas. Esta singular mascota procede del sur de los Andes, existiendo hoy en día dos variedades: las chinchillas salvajes y las chinchillas domésticas.

Las chinchillas domésticas son de mayor tamaño que las salvajes, y entre ellas, las hembras superan a los machos. 

¿Cuánto mide una chinchilla? De forma genérica, sus longitudes pueden llegar a los 38 cm, incluyendo la cola, tanto en los machos como en las hembras, Sin embargo, en lo que respecta al peso de las chinchillas, la cosa cambia. Su peso promedio es de 800 g para las féminas y 600 para el sexo opuesto.

Las patas de las chinchillas se caracterizan por tener los dedos atrofiados, siendo las pequeñas extremidades cortas y las últimas un poco más grandes y de gran potencia para sus saltos. Para compensar el equilibrio, la cola de la chinchilla es gruesa y espesa (tiene un abundante pelo).

Las chinchillas poseen garras, pero no son potencialmente peligrosas. Finalmente, si se ve en la necesidad de usarlas, siempre será con un fin de huida y no de ataque (igualmente, no le fastidies innecesariamente, que todos tenemos un límite).  

Una de las características que hace más vistosos a estos roedores es el pelaje. En cada folículo, la chinchilla tiene 50 hebras de pelo, mientras que un humano solo tiene una. Debido a esta particularidad, la chinchilla es una de las especies con el pelaje más espeso.

El color del pelo de la chinchilla puede variar en cada espécimen. Debido a esto, han sido víctimas de una intensa cacería para usar este elemento en la industria de fabricación de prendas. Además de su estética, en las chinchillas el pelo tiene una función protectora, ya que las hace más escurridizas. 

Hamster

El comportamiento social de las chinchillas

En general, de las chinchillas se puede decir que son la compañía en miniatura perfecta.

Su carácter suele ser calmado. Son animales afectivos, que incluso pueden llegar a establecer lazos muy fuertes con los miembros de la familia, principalmente gracias a su capacidad para reconocerlos.

Así que no te creas que cuando te acerques la chinchilla no tendrá claro quién eres. En absoluto pensará que eres un simple humano. ¡Sabrá perfectamente a quién tiene delante sin necesidad de pedirte el DNI!

¿Cómo podemos lograr que nuestra chinchilla se encariñe con nosotros? Pues con mimos y caricias. Son especialmente susceptibles a ellas. Aunque ten cuidado porque son animales muy frágiles y no conviene apretarlos con fuerza. Así que ojo si hay niños pequeños en casa. Mientras no tengan control de su fuerza, mantenlos alejados de la pequeña mascota.

¿Recuerdas el tema de las garras? La chinchilla puede reaccionar muy mal al contacto con desconocidos. A ver, que amable sí es, pero ¿a ti te gustaría que viniera alguien que no conoces a casa a tocarte las orejas? Pues a la chinchilla tampoco.

Aunque no va a sacar las garras, es verdad que cuando esto sucede y el animalito se encuentra bajo mucho estrés comienza a perder pelo, así que lo notarás al instante. No es recomendable dejarla pasar por este tipo de episodios.

En cuánto a inteligencia estos pequeños roedores son sorprendentes. Pueden aprender trucos si se les entrena desde pequeñas y responden muy bien al sistema de recompensas con golosinas.

Para comunicar sus estados de ánimo emiten sonidos variados, similares a chillidos de poco volumen. Por cierto, son criaturas nocturnas, así que no te extrañes si empiezas a sentir algunos sonidos chirriantes durante la noche.

Las chinchillas, ¿qué comen?

La alimentación es una de las cosas más importantes a tener en cuenta cuando consideramos adoptar una mascota. Y, en especial, si es una chinchilla. En lo que respecta a la alimentación de la chinchilla, conviene que apuntes un par de cosas:

Básicamente, las chinchillas son animales herbívoros que esporádicamente pueden consumir insectos. Los vegetales son la piedra angular de su dieta y se sabe que disfrutan mucho de la alfalfa.

Sin embargo, si quieres asegurarte de que tu chinchilla reciba todos los nutrientes necesarios para un desarrollo óptimo, puedes optar por comprar pienso especial para chinchillas, que contiene la dosis justa de vitaminas y minerales. Puedes complementar esto con vegetales o usarlos como golosinas.

Si decides emplear esta dieta, asegúrate de que las golosinas sean verduras y frutas ricas en fibras. Evita aquellas que, como la lechuga, contienen agua.

En cuanto a su dosificación, el animalito no debe recibir más de 25 g de comida al día. Tú escoges cómo repartirlos. No olvides poner a su alcance un recipiente con agua fresca. Un bebedero para roedores será una alternativa perfecta y podrás empezar a organizar su espacio con los productos para mascotas adecuados.

El hábitat de la chinchilla

Tu chinchilla vivirá en una jaula. Más aún en los primeros días de su llegada, cuando no esté acostumbrada al nuevo ambiente y, por tanto, no es recomendable sacarla. Pero dicha jaula debe tener condiciones muy específicas. Debe ser una jaula para chinchilla perfecta.

Lo primero: su espacio. Ya vimos que estos animalitos no son tan pequeñitos tampoco y son muy juguetones, por lo que se recomienda que la jaula posea mínimo de 65 x 54 x 104 cm de dimensión. El material que sea preferiblemente acero inoxidable.

En ese espacio puedes instalar ruedas, juguetes y cuerdas; es decir, accesorios para jaula de roedores  especialmente diseñados para el disfrute de las chinchillas.

Para la colocación de la jaula necesitas un lugar fresco y seco. Las chinchillas son animales especialmente sensibles al calor y la humedad. Nunca sometas a la chinchilla a un espacio donde la temperatura esté por encima de los 27° grados. 

Y recuerda que si vives en un ambiente de bajas temperaturas, en tiempos fríos las chinchillas necesitan una bombilla de calor que las ayude a mantener su propia temperatura.

El fondo de la jaula debe tener un lecho para roedores compuesto por viruta. La madera blanca, por ejemplo, es muy recomendada para esto. Esta base debe ser reemplazada cada semana. En cuanto al comedero y el recipiente del agua deben lavarse a diario.

Higiene de las chinchillas

Como mencionamos en el apartado anterior, las chinchillas y el agua no tienen mucho que ver. Este tipo de mascotas no requiere de un baño tradicional. Es más, son un poco alérgicas al agua (que no significa que no sean limpias), así que un baño puede resultar fatídico para ellas.

Las chinchillas se dan baños en seco con arena fina. Dentro de la jaula debes instalarle un pequeño estanque para esto sus sesiones de higiene De esta manera, su pelo se mantendrá brillante. También puedes cepillarlas para ayudar a sanear su pelaje. Las chinchillas cambian su pelo en ciclos de tres meses.

Las chinchillas suelen gozar de una buena salud si respetas sus condiciones de higiene y las de su entorno. Sin embargo, como cualquier otro animal, no está libre de enfermarse. Echa un vistazo a las lista de las enfermedades más comunes de la chinchilla para prevenir a tiempo cualquiera de estas patologías:

• Olas de calor

• Problemas en la dentadura

• Problemas digestivos

• Afección de la piel y el pelo por micosis

• Parásitos

• Irritación ocular por la arena con que se bañan

Si logras evitar o tratar a tiempo cualquiera de estas enfermedades, tu chinchilla puede vivir feliz durante incluso 15 años. Es más, está documentado que hay chinchillas que han llegado a alcanzar la friolera de 25 años.

A tener en cuenta: la reproducción de las chinchillas

La salud sexual, tanto en personas como en animales, es de vital importancia. Y tu chinchilla no es una excepción. También la tienen. Si no sabes cómo es la vida sexual de una chinchilla, es momento de ponerse al día y ampliar conocimientos:

A los 5 meses de edad una chinchilla alcanza su madurez sexual (van rápido, sí). Las chinchillas se reproducen una vez por mes y su período de celo es de aproximadamente 5 días, así que mucho ojo con eso de juntar machos y hembras alegremente.

El período de gestación de la chinchilla es de 11 días y suele tener camadas de unas 2 crías. Debido al desgaste que representa para esta criatura el proceso de gestación y lactancia, se recomienda que se reproduzcan únicamente dos veces por año.

Todo para las chinchillas en MisMascotas

Si ya tienes una chinchilla o estás pensando en tener a este peculiar animalillo como mascota, te invitamos a visitar nuestra web y hacerte con todo lo necesario para atender a tu chinchilla perfectamente con solo visitar nuestra sección de productos para roedores.

Hamster chateando

Vídeo sobre las chinchillas

Aprende más sobre las chinchillas en este vídeo: